Medidas para Prevenir el Coronavirus


Las medidas preventivas básicas de higiene recomendadas por científicos y personal sanitario junto al sentido común son las medidas más importantes, pero hablaremos un poco más en profundidad para ayudar a entenderlo. El coronavirus no es algo nuevo. Es un virus muy extendido a nivel mundial desde hace años con varios subtipos que afecta especialmente a animales, pero que ya desde los 60 se identificó en humanos (1). Para ellos vamos a explicaros las medidas para prevenir el coronavirus.

El nombre científico del nuevo coronavirus es SARS-CoV-2 y causa la enfermedad Covid-19.

El número de fallecidos difiere según el país, pero más importante aún, entre los diferentes grupos de edad, afectando a la tercera edad y especialmente a aquellos con efermedades crónicas. 

¡Pero OJO! Estos números de fallecidos no deben considerarse la “tasa de mortalidad”, ya que muchos casos asintomáticos o con sintomatología leve nunca se van a diagnosticar.

¿Qué debemos hacer para evitar el contagio?

No paramos de oírlo, pero es que muy probablemente te estés lavando las manos mal. Pasar las manos 10 segundos por debajo del chorro de agua con o sin jabón a la velocidad del rayo, no es lavarse. ¿Lo haces cada vez que vas al WC, antes de cocinar, antes de comer, después de ir de compras, después de ir en transporte público, etc?

Lavarse las manos bien y evitar tocarse la cara.

Está comprobado que es más efectivo el lavado de manos que soluciones hidroalcohólicas (el jabón acaba con la mayoría de bacterias, virus y substancias químicas que se encuentran en la piel). En caso de no poder lavarse las manos con agua y jabón, una solución hidroalcohólica con una concentración de más de 60%, puede ser mejor que nada (2).

¿Pero por qué lavarse las manos si he oído que se transmite a través del aire?

El coronavirus se transmite por gotitas de saliva o secreciones de las vías respiratorias de alguien infectado. Estas gotitas llenas de virus, se forman y arrojan al hablar, estornudar, toser… mientras están suspendidas unos segundos en el aire, pueden ser aspiradas por otra persona que esté muy cerca, pero la mayor parte caen y se depositan sobre las superficies que después tocamos. Si tenemos en cuenta que inconscientemente una persona se toca la cara un promedio de 23 veces por hora, si las manos están sucias, facilitaremos la entrada del coronavirus en nuestro cuerpo. 

Pero no solo por tocar superficies, sino por ejemplo, por dar la mano a alguien que ha estornudado y se ha tapado la boca y no se ha limpiado las manos… Para prevenir el contagio es importante de lavarse las manos y evitar tocarse la cara.

Si estornudamos que sea en el pliegue del codo para evitar contagios.

Nos enseñan a taparnos la boca con la mano al toser /estornudar. Eso está bien si después nos limpiáramos las manos pero la realidad es otra. Así que está bien, pero no es óptimo. Ayudarse del brazo para hacerlo, atrapa más partículas.

Llevar mascarilla solo si se está enfermo (para proteger a los demás).

Aunque su adquisición conceda una supuesta protección ante el coronavirus no quiere decir que sea efectiva.
Llevar una máscara no es cómodo, y más si no se está acostumbrado. Esto hace que reposicionemos la mascarilla con frecuencia, nos rasquemos o nos la saquemos y pongamos varias veces al día. Eso hace que nos toquemos la cara inevitablemente.

Las mascarillas convencionales no aportan protección contra el virus, a no ser que nos estornuden directamente en la cara. Aún así, su protección no es óptima, ya que el resto de la cara y ojos está expuestos y la nariz y boca no están tapadas herméticamente. Si seguimos los pasos de lavarnos las manos y estornudar en el pliegue del codo, no nos hacen falta.

Parte de este material médico que la población ha agotado, lo necesitan profesionales que sin ello, no pueden trabajar, como por ejemplo personal hospitalario, dentistas… En estas circunstancias, estos colectivos son de los más importantes para sacarnos adelante… Si ellos no pueden hacer su trabajo protegidos para cuidarnos, ¿quién lo hará?

Dormir bien

Está comprobado que dormir bien y el número suficiente de horas ayuda a tener un sistema inmune fuerte para combatir enfermedades.

Si quieres saber más sobre esto clica aquí.

En resumen, si tomamos estas medidas diariamente y no solo cuando hay alarma social, mejoraremos nuestra salud y la de los demás. Hagamos prevalecer el sentido común y seguir lo máximo dentro de la normalidad para sacar adelante a nuestras famílias.

Referencias

  1. https://www.cdc.gov/coronavirus/types.html
  2. https://www.cdc.gov/handwashing/show-me-the-science-hand-sanitizer.html
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25637115

El vínculo entre doctor y paciente

¿Cuánto tiempo pasas con tu dentista?

¿Has estado en una consulta y has salido sintiendo que no te han atendido al 100%?
Como ya hemos mencionado, la base para un buen tratamiento es la confianza con el dentista, y eso, solo se construye hablando y aclarando dudas con nuestros pacientes. Como dice el refranero:” las cosas claras y el chocolate espeso”.
No hay un tiempo reglamentado, pero sí que hay una regla de oro: hay que pasar el tiempo NECESARIO. Y la persona, ha de sentir que se le ha dedicado todo el tiempo del mundo.

No se puede dedicar un tiempo estándar a todos los pacientes. Sabemos que cada persona es diferente y los hay que necesitan mucho rato y los hay que prefieren explicaciones más escuetas… Así que el tiempo ideal, pues, lo marca el paciente.

Un factor muy importante es la única asignación del paciente con el doctor evitando cambios innecesarios con otros doctores como suele ocurrir con otras cadenas. Eso ayuda a reforzar el lazo entre profesional y paciente, no cambiar de tratamiento y obtener unos mejores resultados en menos tiempo.

¿Y qué incluye una visita correcta?

Una inspección, anamnesis y pruebas auxiliares como una ortopantomografía, radiografía intraoral, toma de medidas, etc. Luego una explicación de los resultados y ofrecer un tratamiento (o varios) explicando todos los detalles necesarios. Y aquí va una de las partes más importantes del encuentro entre dentista y paciente: aclarar dudas.

En Kynodont no solo nos tomamos esta parte muy en serio, sino que animamos activamente a que el paciente exponga sus dudas, miedos, expectativas… Por qué sabemos que solo así llegaremos al tratamiento óptimo.

¿Qué tipo de clínicas podrán ofrecerte este servicio?
Principalmente las de barrio, las que han sido levantadas por familias para las familias, y que se centran en que la experiencia del paciente sea la mejor.

No todo lo que reluce es oro

No nos engañemos, nadie regala nada… o muy poco.

Los descuentos son muy suculentos, pero como con todo, hay que prestar atención. Muchas veces nos han preguntado que por que no hacemos promociones “ni siquiera para San Valentín”.

Muy sencillo. Somos una empresa familiar y sabemos que si bajamos el precio de un producto, lo tendremos que recuperar por otro lado. Para las grandes empresas no suele ser un problema ya que la subida se divide en muchos otros productos o servicios, y la subida, a penas se percibe.

Otras empresas, simplemente suben el precio inicial cuando les interesa para luego aplicar un descuento impresionante. Esto es una estafa y parece un escándalo, pero es una práctica común.

Cuando se trata de una vajilla o una alfombra, no es un riesgo mayor, pero cuando hablamos de salud, tendría que preocuparnos.

Desde Kynodont Barcelona, queremos darte unos consejos para evitar sorpresas, estafas o descuentos “fake” a la hora de contratar un servicio para tu salud:

  1. Consejo nº1: En nuestro anterior blog hablábamos sobre la transparencia y como ayuda a crear un lazo de confianza con el paciente.
    Transparencia significa también, una tabla de tarifas. En el caso de haber una, por más que tú o tu madre o tu hermano pidáis un precio, será siempre igual o por lo menos muy aproximado. No os fiéis de los bailes de números, a no ser que tenga una explicación válida como el cambio anual de tarifas.
  2. Consejo nº2: Si lo que quieres hacerte no es urgente y te permite mirar y comparar precios antes, hazlo. Si después de estudiar el mercado hay un precio que te parece “demasiado” bueno, compara el precio de las pruebas adicionales que posiblemente se te tengan que hacer para saber su precio justo y que no se te “hinche el presupuesto”.
  3. Consejo nº3: Cuidado con el “A PARTIR DE”. Estas 3 palabras son sinónimo de: suena genial pero ese es el precio de partida y nunca el precio real. Es simplemente otra herramienta más para atraer clientes.
  4. Consejo nº4: Pregunta en negocios familiares cercanos, hablarlo cara a cara siempre es mejor. Podrás hacer todas las preguntas que creas necesarias, verás las instalaciones, conocerás al personal… En fin, lo verdaderamente importante.

Además de que seguro que te tratarán muy bien, estarás ayudando al comercio de la zona y a las familias que viven en ella.

Nos resistimos a aceptarlo, pero a menudo, lo barato suele salir caro.

Transparencia: clave para la confianza

Nuestros pacientes lo pueden corroborar.
Somos transparentes 100% y eso se ve desde el primer momento.

Y para tí… ¿qué significa transparencia y profesionalidad?

¿Una visita sin compromiso explicando cada punto importante, el plan a seguir y aclarando todas tus preguntas?
¿La presentación de un presupuesto a medida sin bailes de números según la temporada o cifras sin explicación?
¿Que no se te alargue el tratamiento innecesariamente?
¿Una financiación sin sorpresas?
¿Profesionales que decidan lo mejor y no lo más rentable?

Vamos a pegar de un poco de orgullo para decirte que en Kynodont, lo tienes todo.

Nuestros pacientes no pueden salir con dudas de la clínica, por eso las explicaciones son primordiales e invitamos a que cada paciente exprese y pregunte todo lo que crea conveniente. Esto es clave para la comunicación y el éxito del tratamiento.

Además, para una mayor claridad, hemos desglosado cada hora de trabajo y cada material utilizado para que el paciente pueda verlo y preguntarlo durante la presentación del presupuesto. Todo está a su disposición.

Esto es posible gracias al reciente estudio económico realizado por expertos para permitirnos ofrecer los mejores materiales e intervenciones a los pacientes con los precios más competitivos.

No lo dudes y ponte en nuestras manos. Cuidaremos de tí.

Save the teeth

Seguro que has visto un montón de “influencers” aplicándose una pasta en los dientes con el fin de blanquearlos aludiendo a sus propiedades naturales para conseguirlo. ¡Ah espera! que también combaten las caries y equilibran el PH de la boca… ¡Y menudo precio! y además no me gusta el olor a dentista… pues nada, decidido… entras en  www.pastasdestrozadientes.com, te compras pasta a base de carbón activo 1000% natural (que ya sabemos que en los envases nunca ponen toda la verdad y nada más que la verdad), te llega a casa y venga a darle a los dientes.

Hay que recordar que los dientes no son blancos, sino que tienen una tonalidad amarillenta (50 sombras de amarillo). Estos productos (milagrosos) utilizan la propiedad abrasiva del carbón para “blanquearlos” a costa de desgastar la capa protectors de los dientes: el esmalte. Es el equivalente a pasarse una lija por los dientes… Creo que solo con imaginarlo, te horrorizas. Pues con su utilizacióon podremos decir oficialmente: adios esmalte dental, fue un placer conocerte.

OJO con lo que leemos y vemos en internet, sobre todo si hablamos de la salud y solo te venden beneficios sin una sola referencia científica válida que lo corrobore.

Blanqueamientos, con la supervisión del dentista

Los productos dentales utilizados para blanquear en tu clínica dental, a parte de cuidar los dientes, buscan una tonalidad más clara de una manera controlada y sin ser excesiva. Además, los profesionales que lo aplican están entrenados para sacar los mejores resultados y cuidar de tu salud bucodental.

El precio no debería preocuparte, por que venir al dentista es garantía de buenos resultados y la tranquilidad de que tus dientes no sufrirán. Además, en Kynodont Barcelona, ofrecemos un tratamiento individualizado y estamos toda la sesión con el paciente para mejores resultados.

Así que nada, el carbón, para las barbacoas donde puedas ir a fardar de sonrisa… 🙂

Lávate los dientes, estarás protegiendo tu corazón!

Un estudio en Corea publicado por la sociedad europea de cardiología en el European Journal of Preventive Cardiology con una muestra de 161,286 personas entre 40-79 años, ha concluido que los que se lavaban los dientes todos los días 3 o más veces, tienen un 10% menos de posibilidades de desarrollar fibrilación atrial (ritmo patológico del corazón), y un 12% menos de desarrollar insuficiencia cardíaca.

Al ser un estudio en un solo país no prueba causalidad pero viniendo de una muestra tan grande con un seguimiento de tantos años (media de seguimiento de 10.5 años), los resultados no pueden ignorarse.

Limpiarse los dientes sería un factor más de los que ayudan a controlar infecciones que pueden diseminarse y a mantener un sistema cardiovascular sano.

Un gesto tan fácil, sin gasto adicional y que podemos hacer todos, puede disminuir patologías graves que tiene una gran incidencia en nuestro país.

Una razón más para cuidar nuestra salud bucodental y hacerlo correctamente.

¡Por cierto! Recuerda cambiar tu cepillo de dientes regularmente y sobre todo si has tenido una gripe, anginas o infecciones de la cavidad bucodental.

 

 

 

 

El Ratoncito Pérez sabe mucho

Kynodont es una clínica tan especial y la visitan tantos niños para cuidarse los dientes, que el ratoncito Pérez decidió tener su segunda residencia a las puertas de nuestra consulta y no perderse nada de lo que ocurre ahí.

Ratoncito Perez

Él se encarga de recoger todos los dientes que se les caen a nuestros pacientes, nos trae material con propiedades mágicas para cuidarlos y nos da consejos importantes sobre la salud bucodental.

Empezando el año, ha querido recordarnos algo muy importante: “educar con el ejemplo, hace que cuidarse se convierta en hábito”.

Y estos hábitos saludables, son la base de la medicina moderna: la prevención.

¿Probamos con algunos trucos?

Como dijo alguien: “BRUSH AT NIGHT TO KEEP YOUR TEETH, BRUSH IN THE MORNING TO KEEP YOUR FRIENDS”.
Con esto en mente, digamos que es NECESARIO cepillarse los dientes como mínimo antes de ir a dormir y antes de salir de casa, aunque lo ideal es lavarselos después de cada comida.

Es muy SENCILLO cepillarse los dientes todos a la vez y animarse entre todos a hacerlo.

Es DIVERTIDO poner una canción que nos guste y cepillarnos los dientes mientras bailamos.
A nosotros nos gusta esta 🙂

Es MEJOR utilizar pasta de dientes específicas para cada edad y cada boca.

Es una GOZADA prevenir caries y no tener que ir al dentista por dolor.

En fin, que la prevención es la clave… y hasta el ratoncito Pérez lo sabe

Tecnología para relajar

En Kynodont intentamos, de verdad, que la experiencia en el dentista no sea traumática, que duela lo menos posible y que pase rápido. Por ello añadimos a nuestros tratamientos varias estrategias para que los pacientes se relajen y los tratamientos sean llevaderos.

Una de ellas, es mediante la incorporación de unas Gafas Virtuales “muy molonas” que permiten acceso a material interactivo; videos, musica, juegos…

¡Y están teniendo mucho éxito entre nuestros pacientes!

Solo 3 clínicas en Barcelona a día de hoy ofrecen este servicio desarrollado en nuestra tierra.

¿Cómo funciona? Nuestro personal te preguntará si te apetecería utilizarlas, y si te animas, empieza el tratemiento y mientras nuestro equipo se pone manos a la obra, tú ya puedes ir escogiendo que serie prefieres ver o que documental te recomendado o simplemente buscas tu música de Queen favorita…
Lo importante es poderse relajar en manos de nuestro equipo y que el tiempo pase muy rápido.
Suena bien, ¿eh?

Estas son algunas de las preguntas frecuentes en nuestra consulta:

  • ¿Pero oyes lo que te dice el doctor? Sí, el paciente no está totalmente desconectado del entorno y se pueden seguir comunicando sin problemas con el equipo.
  • ¿Es verdad que puedo ver lo que quiera en Netflix? Es verdad de la buena 🙂
  • ¿He de pagar un suplemento? No, todos nuestros pacientes pueden utilizarlas de manera gratuita desde el primer día y durante todos los tratamientos.
  • ¿Puedo utilizarlas si llevo gafas? Sí, no hay problemas, aun que si tienes lentillas, te será más cómodo.
  • ¿Te mareas al utilizarlas? En absoluto, las imágenes se ven en un plano cómodo y no hacen trabajar en exceso la musculatura de los ojos.
  • ¿Pueden utilizarlo los niños? Sí, el menú de las gafas es muy sencillo y permite que tanto pequeños como mayores lo utilicen.
  • ¿Puedo llevármelas a casa? Es que es una pasada! Las nuestras no :), pero si te interesa, puedes contactar con https://www.icnodent.com/

Hay muchas maneras de hacer que la experiencia en el dentista sea mejor, y nosotros la hemos añadido de forma gratuita.

Odontología integral

Odontología integral

¿A que no te pintas las uñas sin un baño de manos, recortar la cutícula, limarlas y aplicar crema de manos?
¡Claro que puedes pintarte las uñas deprisa y corriendo sin preparar el terreno! Pero qué duraran, ¿3 días?

El mismo principio se aplica en la odontología.

Si vienes a una revisión y acabas teniéndote que hacer ortodoncia para ponerte un implante, o pides cita para un blanqueamiento y se te recomendamos una revisión y una higiene, o te visitas con el Cirujano Maxilofacial para planificar un Implante y te hace visitarte antes con el Otorrino para asegurar que todo irá bien al hacer la elevación de seno, es por que las cosas, para que salgan bien, se han de preparar para que se construyan en una base sólida. Sin prisas

Es invertir un poco más de tiempo al principio para que el tratamiento sea duradero y sobretodo evitar complicaciones, uno de los pilares fundamentales para la reducción del tiempo de tratamiento, estrés del paciente y costes innecesarios.

Por eso, cuando tu dentista o médico te anime a hacer las cosas bien desde el principio, no es para hinchar la factura, sino que te demuestran que saben hacer las cosas bien hechas, sin prisas, y que lo primero eres TU y tu bienestar futuro.

Odontología honesta

¿No es lo que queremos todos? Transparencia, que nos cuiden, que no intenten aprovecharse de nosotros…
Pero un profesional honesto no es solo el que es decente, justo o pone un precio justo.

Honestidad significa que a veces hay que decir NO.

Renunciar a tratamientos más lucrativos por un tratamiento óptimo para nuestros pacientes, no es fácil, pero es lo correcto.
Un “NO” a un tratamiento que un paciente tiene en mente o ha visto en la tele, no significa incompetencia, sino que sabemos que los resultados no serán óptimos o duraderos. ¡Confía en lo que te dice alguien que podría ganar mucho más haciéndote lo que quieres pero te recomienda lo contrario!

Un NO a no hacerlo barato como en una cadena, no significa avaricia, indica que nuestro material es de calidad superior y lo que pagamos a nuestros profesionales se ajusta a sus estudios, experiencia y especialidad.

Un NO para venir hoy, significa muchas urgencias y evitar esperas indecentes.

Y por eso se llama odontología honesta.
Por que queremos lo mejor para tí aun que la respuesta a veces sea “NO”.